Gamificar el turismo

Desde hace unos años el concepto gamificar parece estar en boca de todos, y no es para menos, pues esta técnica está revolucionando los sistemas de formación y aprendizaje de todo el mundo. Desde escuelas de primaria hasta universidades, e inclusive, empresas multinacionales. Todas ellas buscan enriquecer su oferta mediante las mecánicas de juego. Pero, ¿se puede gamificar también el turismo?

VIAJAR JUGANDO

Sin duda, las posibilidades de la gamificación son infinitas, y la tendencia indica que el sector turístico va a apostar con fuerza por la inclusión de este tipo de técnicas. El objetivo será crear experiencias personalizadas que hagan partícipe al viajero, ofreciendo así actividades que transmitan valor cultural, pero que entretengan al mismo tiempo.

Para muchas personas el hábito de visitar museos o monumentos se vuelve una tarea fastidiosa o aburrida. Y es así porque la información se transmite mediante un sistema de comunicación monótono focalizado únicamente en el contenido. Carteles informativos, flyers o audio guías, todos métodos interesantes, pero poco actualizados. Métodos que no responden a una sociedad marcada por la tecnología. Con la gamificación, se busca mejorar el sistema de transmisión del valor cultural, creando experiencias en las que el visitante pueda participar, divertirse y relacionarse con sus allegados. Las propuestas no paran de crecer, desde gimkanas digitales hasta escape rooms o recorridos inmersivos con tecnología 3D. Cualquier actividad es válida mientras favorezca la inclusión de estímulos, retos y emociones.

BENEFICIOS DE GAMIFICAR EL TURISMO

Subirse al carro de la gamificación es una apuesta segura, y no solo porque se moderniza el servicio turístico, sino porque aporta grandes beneficios para quien lo consume. En primer lugar, se incrementa exponencialmente el nivel de motivación del turista, quien está más predispuesto aprender hechos culturales cuando la información se le presenta de forma  interactiva. En segundo lugar, el viajero se siente más satisfecho con sus vacaciones si ha participado activamente en la realización de un cometido (objetivo de juego, meta, acertijo, enigma, historia…). Es importante dejar de concebir al visitante como un simple espectador y ofrecerle la posibilidad de interactuar y jugar con el entorno.

Por último, las propuestas de gamificación promueven la riqueza de nuestro patrimonio cultural y estimulan el turismo nacional (tan necesario en épocas en las que el desplazamiento global está en plena crisis por los efectos del Covid-19)

FOMENTANDO EL TURISMO SOSTENIBLE

La idiosincracia de este tipo de actividades no sólo ayuda a mejorar la experiencia vacacional del viajero, sino que incentiva un modelo de turismo sostenible. Un modelo que aboga por estimular el interés cultural de nuevos puntos geográficos, en especial, de destinos rurales. En un mundo post-pandémico es necesario empezar a descentralizar los movimientos turísticos masivos y divulgar el valor cultural de lugares menos populares, aunque igual de atractivos. Es por eso que son imprescindibles herramientas de gamificación que ayuden a promover la riqueza histórica de nuestros pueblos.

MODERNIZAR EL SECTOR TURÍSTICO

La modernización es indispensable para seguir el ritmo de una sociedad que avanza vertiginosamente. Aplicar sistemas de gamificación en el sector turístico se traduce en lo que conocemos como un win-win tecnológico. Por un lado, el municipio fomenta la divulgación de su patrimonio cultural y, por el otro, el turista gana una experiencia interactiva y placentera. Sin olvidarnos, además, de que el usuario tiene la posibilidad de estar evaluando constantemente (y públicamente) el nivel de satisfacción de su experiencia. Gracias a esto, los programas mejoran y evolucionan diariamente al servicio de las necesidades del viajero.

En definitiva, la gamificación enriqueció hace unos años el modelo de aprendizaje en escuelas y empresas. Ahora, está mejorando los servicios de un sector que requiere adaptarse a una realidad regida por la tecnología y las experiencias de valor.

Turismo sostenible

Muestra experiencias de valor, y siempre serán recordadas

Me gusta y lo quiero compartir: