El futuro del turismo es sostenible

Ya hace años, antes incluso de que la palabra pandemia fuera más propia de la realidad que de una distopía cinematográfica, que se habla de que el futuro del turismo es sostenible. Y es que no es poco importante, pues el turismo como tal es un fenómeno de alcance mundial que promueve el desarrollo económico, político y social de los países que lo practican. Y como todos, tu también te preguntarás ¿qué es sostenible?, y más importante aún, ¿por qué debo practicarlo?

Promueve un turismo sostenible
descubriendo nuevos destinos

Promover un nuevo modelo de turismo sostenible

Bueno, pues debes saber que este concepto nació como respuesta al incremento exponencial de la movilidad internacional que hubo en nuestro planeta durante la segunda mitad del siglo XX. Es decir, se nos fue de las manos el viajar.

Las organizaciones mundiales, temiendo que se destruyera el patrimonio cultural de las ciudades bajo una perspectiva puramente económica, elaboraron un tratado acerca del concepto turismo sostenible. En otras palabras, incentivaron a las ciudades a regular el número de personas que visitaban sus capitales y a promover la calidad frente a la cantidad.

Un pasado poco consciente

Y las buenas intenciones están redactadas en la Carta del Turismo Sostenible (fruto de la reunión de la Conferencia Mundial sobre el Turismo Sostenible celebrada en 1995), pero como todo en este mundo, los beneficios económicos prevalecieron por encima de las buenas intenciones.

Así que, durante estos últimos veinte años hemos visto practicas abusivas que han puesto en peligro el equilibro social de las ciudades. Son ejemplos el aumento de pisos de alquiler turístico frente a la disminución de viviendas habituales, el nacimiento de comercios dedicados al turismo en masa (souvenirs, restaurantes de comida dudosamente tradicional…), o el deterioro de los espacios naturales no protegidos (playas, ríos, bosques…)

El impacto del Covid-19 en el turismo

Y cuando parecía que este monstruo era imparable, llegó una pandemia mundial. El Covid-19 ha paralizado al mundo entero, incluyendo a este sector, por supuesto. Y sin duda ha sido una desgracia económica para todos los países, pero más aún para aquellos cuyo PIB dependía en gran porcentaje del turismo.

En el caso de España un 12,4% del Producto Interior Bruto. Nos vemos inmersos en un nuevo escenario cuyo panorama se presenta desolador para la vuelta a lo que llamábamos “normalidad”. Los ayuntamientos y gobiernos se esmeran por promover medidas que poco tienen que ver con nuestro pasado: evitar el contacto social, la movilidad entre municipios (por no hablar de entre países), permanecer en una misma burbuja familiar, y una larga lista a la que ya todos estamos más que familiarizados.

Nuevos modelos de Turismo Sostenible para el futuro

La llegada de la vacuna, sin embargo, ha bridado cierta luz al final del túnel. Y junto a esta nueva ola de esperanza empiezan las preguntas: ¿cómo será la nueva normalidad?, ¿volveremos a viajar como antes?, ¿podremos ir a conciertos?, ¿habrá turismo en 2021?, y una larga lista de cuestiones que inundan las redes sociales. La respuesta, desgraciadamente, es incierta para todos. Pero si algo hemos aprendido durante este último año es que nuestro sistema económico se ve tremendamente amenazado por la globalización a la que estamos acostumbrados. Y con toda probabilidad, las mediadas del futuro tendrán mucho que ver con nuevos modelos de movilidad. Por ahora, y con tal de aportar un granito de arena, es importante que los individuos nos concienciemos sobre llevar a cabo un turismo sostenible que ayude a construir nuevas formas de entender los viajes. ¿Cómo?

Bien, aquí os dejamos una lista que puede servir de ayuda:

  • Descentralizar: buscar nuevos destinos que promuevan el movimiento más allá de las capitales masificadas. ¡Hay muchos rincones por descubrir!
  • Trabajar con las nuevas tecnologías para fomentar un turismo más responsable. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación al servicio del nuevo panorama: reservas online, experiencias personalizadas, diversificación de atracciones turísticas… (de hecho, la Organización Mundial del Turismo -OMT- ha reforzados su alianza con Google para ayudar a esta causa)
  • Apoyar a los comercios locales o PIMES para incentivar el crecimiento de la riqueza de la población (y no el de las multinacionales).
  • Cumplir las medidas de seguridad que se establezcan por la OMS: mascarillas, turnos, horarios, guantes, etc.

Turismo sostenible

Muestra experiencias de valor, y siempre serán recordadas

Me gusta y lo quiero compartir: